Estamos haciendo una película… ¿de miedo?

Foto de portada: Piti Español

Sí, sí, eso es lo que piensan algunos, que estamos haciendo una película de miedo. El rumor se expandió el pasado viernes, mientras rodábamos en el distrito barcelonés de Sant Martí, donde, según la ficción, viven los padres de Sonia (Sílvia Pérez Cruz), nuestra protagonista: Martín (Manuel Morón) y Mercedes (Adriana Ozores).

Tocaba escena con lluvia, por eso el equipo cercó con vallas un buen tramo de la calle Andrade, dejando a los vecinos y curiosos al otro lado.

Foto: María Soler

Foto: María Soler

Fue ahí donde empezaron las especulaciones. “¿Qué están haciendo?, ¿cómo se llama la película?, ¿cuánto rato estarán?” eran algunas de las preguntas que se formulaban unos a otros. Hasta que en un momento determinado, no sabemos cómo, se fue corriendo la voz de que CERCA DE TU CASA era una película de miedo. Era medianoche y aún no habíamos logrado que se impusiera la verdad.

alberto

Fue así como empezamos una divertida conversación por Twitter con Alberto, vecino del edificio en el que estuvimos rodando ¡hasta las tres de la madrugada! Y al final se llevó un premio gordo, como podéis ver.

alberto 2

Por cierto, si tenéis curiosidad por saber cómo hacer lluvia en cine, ya veis que es relativamente sencillo: el agua sale por una especie de aspersores gracias a unas mangueras conectadas a una bomba de agua. Lo más complicado es cubrirse bien para no acabar empapados ni hacer peligrar el equipo técnico. Debajo del plástico en el que está la cámara se encuentra el director de fotografía, David Omedes.

Foto: María Soler

Foto: María Soler

Foto: Loris Omedes

 

No queremos acabar este post sin haber agradecido a todas y cada una de las personas que tienen que desviar su camino cuando van por la calle porque nosotros estamos grabando un plano, a las que nos prestan su bar e incluso dejan que mojemos sus sillas y mesas en la terraza, a las que nos abren las puertas de su escalera, etc. Sin vosotros, esto no sería posible. Aunque al final, ya sabemos que hasta nos cogéis cariño.

En el rodaje del viernes pasado, por ejemplo, una vecina se enfadó con unos chavales que se colaron en el edificio en el que os hemos contado que grabamos y les gritó: “¡mis profesionales sí que pueden entrar, vosotros no! ¡Fuera de aquí!”. Gracias, de todo corazón. Esperamos que, aunque os molestamos hasta las tres de la madrugada, os durmierais la mar de a gusto con la nana final: