¡Lo conseguimos!

Fotos: DAVID RUANO

Cuando, hace unos meses, nos planteamos la posibilidad de recurrir al crowdfunding para financiar una parte de CERCA DE TU CASA, tuvimos nuestras dudas. Sumando, sumando, la calculadora nos daba un mínimo de 120.390€, una cifra ciertamente elevada. No hay muchos precedentes en España, pero nosotros estábamos convencidos de que la causa se merecía el intento. La pregunta era: ¿conseguiríamos también que la gente se implicara en el proyecto?

Loris Omedes, productor de Bausan Films, y Mercè M. Tarrés, nuestro enlace en Goteo, decidieron que sí. Así fue cómo nos embarcamos en esta maratón de promoción de la película y difusión en las redes sociales para alcanzar el objetivo. Y al final, el tiempo nos ha dado la razón. ¡Lo conseguimos!

El sábado fue una noche de infarto. La primera ronda de financiación estaba a punto de acabar y todavía no habíamos alcanzado la cifra. Nos faltaba realmente poco, pero lo suficiente como para pensar que nos íbamos a quedar a las puertas. Las aportaciones fueron llegando, una a una, sumando tímidamente, hasta que el marcador marcó de repente los 120.423€.

Fuisteis muchos los que nos acompañasteis en directo en esos últimos minutos antes del cierre de la campaña. Pedro Jiménez, por ejemplo, soltó el mando a distancia para relatarnos el momento.

pedro jiménez

Y en casa de Ana, seguro que más de uno se mordió las uñas.

ana rubio

Si lo hemos hecho posible, es porque muchos de vosotros –más de 500 personas-habéis pensado que CERCA DE TU CASA era un proyecto que merecía la pena apoyar. Que ya era hora de denunciar el desamparo y la injusticia que experimentan 66 familias al día en España. Gracias a todos, de verdad, por vuestro apoyo, por vuestros mensajes, por vuestra complicidad, vuestras “manos” que llegaban como agua de mayo en los momentos más difíciles. ¡GRACIAS!

Hoy lunes, después de la explosión de felicidad del fin de semana, nos centramos en nuestro nuevo objetivo. Empieza la segunda ronda, en la que queremos alcanzar los 217.268€ en 40 días. ¿Seremos capaces de seguir sumando complicidades? El tiempo lo dirá…